26 de febrero de 2008

muerte de dánae, 1

no se escribió más para que dánae muriera y dánae murió. caminó amarilla con sus muslos rosada con jugo de fruta para colgar de los vidrios repetidos y del silencio que empapó como una sábana. vino a enterrarse al lado en la parte siniestra de mi cuerpo adentro en las lámparas en la caída sin borde de mis pupilas. hizo un nudo en el piso que todavía continúa tuve que tachar un verso. se separó para mí. me dijo despacio le puso nombre a mi carne me dijo suficiente de películas francesas.





(inédito)

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Buen texto, Morsa... Felicitaciones.

Laura

laveron dijo...

y antes... ¿dijo algo de la fina lluvia dorada?

Alex Piperno dijo...

nada de lluvia de oro, esa ya se secó en cyrano y dánae.

Ana dijo...

qué buen poeta eres
disfruto mucho de tu escritura

te dejo un abrazo y te debo una archivo
suerte con el corto!

JOAQUIN DOLDAN dijo...

Hola Alex!
Soy el cuñado de Emi

felicidades por el blog

te mando un abrazo!

Cíclopa dijo...

dánae
amarillo
violeta
porque combinan
y caminan
de las manitas
cortadas
palabras
callan
en conjunto
se aborrecen
se tiñen
el pelo
al viento
porque el se queda
solo
con palabras
nuestras
desgraciadas
hermosas
de
dánae.


(un abrazo)